jueves, 9 de diciembre de 2010

Bye, bye baby


Era una situación difícil, pero después de tantos años ella estaba cansada, no quería esa vida; no veía un futuro así.
-¿Qué nos ha pasado?-le pregunta Él-no entiendo como hemos llegado a esto, pero si no he cometido nunca ningún error.
-Ese es el problema, yo no puedo vivir con alguien perfecto porque yo soy todo menos perfecta, yo cometo errores-dijo ella.

Cogió sus maletas y le dio un beso en la mejilla dejándole el rojo de sus labios marcado, el último beso que daría a Don Perfecto;después abrió la puerta y se fue.
Puso rumbo en un taxi al País de los Errores, en donde su vida jamas volvería a ser perfecta, nunca volvería a ser aburrida.

1 comentario:

MBree dijo...

La imperfección es la más gande de las perfecciones personales :)

un beso!