domingo, 5 de diciembre de 2010

Como la vida misma

Tengo todo y a la vez me embarga una terrible sensación de soledad. ¿Por qué? Ni yo misma lo sé. Llegados a este punto , he de decir que estoy un poco cansada de todo. Los problemas, la sociedad, las injusticias de la vida y los palos que te da esta.

Nuestras vidas están llenas de falsedades, hay personas que creías que eran de confianza y que al menor momento te dan la puñalada por la espalda; otros sin embargo siempre están ahí.
La vida no es fácil, no es ese mundo de color rosa que nos pintaban cuando eramos unos niños.

La vida te enseña a recibir golpes, unos muy duros y otros que no te llegan tanto, lo único que sé es que en esta vida aprendemos a base de ellos, nos hacemos fuertes y nos vamos preparando para la selva que es la vida.

PD:Esto tan solo es un minirelato, muchas cosas son ficticias por así decirlas ^^

2 comentarios:

MBree dijo...

Y es muy cierto, la vida a veces putea, pero es eso mismo lo que nos fortalece y nos enseña a sobrevivir en ella. :)

Taku-chan dijo...

Se aprende tropezando con la piedra... Es lo que tiene la vida. Y lo peor de todo, es que no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Besos.