domingo, 2 de enero de 2011

Cierra los ojos ante los malos consejos

-Sabes que según el pronostico estamos durando demasiado- dijo Carlo.
-¿Qué pronostico?-pregunto Helena.
-El que dieron tus amigas cuando te conocí "nosotras sabemos que no durareis demasiado, ella es un trofeo más al que tiraras después de haber pasado la noche, todos los italianos sois iguales"-dice recordando las palabras de aquellas maquiavélicas amigas que tiene ella.
-Bah, como si las hicieses caso-dice ella desperezándose.
-No, pero solo era por informarte.
-Si me importase todo lo que dicen mis amigas ahora muy probablemente no estaría en tu cama-dice Helena- para ser más exactos, no estaría ni en Venecia-dice leventandose.

Acto seguido, se mete en el baño dando un fuerte portazo. a ella no le importan ni nunca le ha importado lo que digan los demás, aunque fuesen sus amigas del alma. Si las llega a hacer caso hubiese cometido el error de su vida.
Además ella seguía un noble consejo de su abuela "cuando no oigas más que chismes cierra los ojos y dejate guiar por ti misma, sí te equivocas nunca es tarde para poderse levantar". El consejo ha día de hoy todavía no había fallado.

5 comentarios:

Laura Drop R. dijo...

Nunca hay que hacer caso a las malas lenguas :)

Ylenia dijo...

Sigue el consejo de ti misma:)
me encanta esta entrada!!

Muchas gracias por pasarte por el mío me alegra mucho que te guste, pero es que el tuyo... ES INCREÍBLE!

Marina dijo...

Italia, un lugar que ansio conocer!
Oídos sordos!:)

Feliz 2011:)

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

Lexy dijo...

me encantaaa!!!! es perfecto :)
feliz 2011!