martes, 4 de enero de 2011

Las ricas también se sienten solas.

Hollywood, de ella pequeña soñaba con vivir en esta gran ciudad, más bien en Los Ángeles y poder vivir en una mansión, codearse con gente importante, y tener miles de vestidos. Obviamente era un sueño infantil e inmaduro, pero apuntaba alto y acertó.

Años más tarde aquí estaba ella, tumbada en el sofá con un bonito vestido de coctel de Channel, sus labios pintados de rojo y con cierto aire despreocupado daba pequeños sorbos a su copa de limoncello.
Sí, había conseguido lo que de pequeña tanto ansiaba pero no estaba orgullosa de ello, además se sentía tremendamente sola. A sus 25 años, con una carrera cinematográfica, una mansión, miles de millones y todo lo que te puedes imaginar que puede tener una millonaria. Pero allí estaba ella, sola, en una bonita tarde, agradable para salir y divertirse, aunque lo que menos le apetecía hacer era una de esas dos cosas.

Seria famosa, ,pero tras el telón, tiraba su mascara y se veía a la verdadera persona que era, una persona sola, angustiada, depresiva y solitaria.
Porque que seas rica y se suponga que tengas una vida maravillosa no quiere decir que seas feliz, y definitivamente ella no lo era.

2 comentarios:

Ylenia dijo...

Yo también quiero ir a Los Ángeles.
Y comparto tu opinión, que sea rica no quiere decir que no esté sola, porque sí muchas personas se sienten solas!

Me encannnnta! sigue así guapa!:)
Nos leemos, un beso grande.

MBree dijo...

No siempre quien mas tiene es quien más feliz es. Puede darse el caso, pero no es una ley universal.
Tal vez ella debería buscar algo que la llenase de verdad (: