miércoles, 22 de junio de 2011

Good girls go bad.

Imagen del grupo The Plasticines
Muchas chicas no son buenas o malas porque sí, todo tiene una explicación.
Hay muchas que finjen ser lo que no son y eso termina siendo la horma de su zapato.
Muchas son una cosa u otra debido a sus circunstancias.
Pero hay otras que no sabes realmente como son, chicas peligrosas y que se hacen las duras pero que en el fondo son sensibles y tienen un gran corazón; y chicas buenas que a la primera de cambio se vuelven unas consipiradoras.
Sin duda estas son las más interesantes porque observamos el proceso en el que las chicas buenas se vuelven malas.

Chicas estudiosas, que nunca han roto un plato y son los ojos derechos de sus padres que cuando se quitan esas mascaras no las reconoces; son peligrosas, misteriosas, fiesteras, o incluso malvadas.
Son las típicas chicas de sonrisa falsa a sus padres y momentos salvajes una vez que salen por la puerta de su casa, mentirosas y falsas.

¿Quieres que te cuente alguna historia sobre ellas? ¿De verdad lo que es una vida llena de mentiras?
Pero no tengas miedo, no todas somos así, la inmensa mayoría somos una mezcla, ni somos unas santas ni hemos venido directamente de lo infiernos.¿Entiendes?

Ciao, bambino.

No hay comentarios: