domingo, 26 de junio de 2011

A Thousands miles

La típica historia que se repite continuamente. Él y Ella después de tantas idas y venidas volvían a estar juntos, ¿ por cuánto tiempo? nadie lo sabia, su relación era de aquellas que son difíciles de contar después de tantos momentos vividos.

Después de unos cuantos meses de una convivencia tranquila y sin discusiones importantes, el cielo se despierta nublado, mala señal de por si.
Esta vez es Él quien anuncia la gran noticia durante el desayuno, cosa que Ella en ningún momento se podría esperar y que recibe como un jarro de agua fría.

-Me marcho, no se por cuanto tiempo pero me voy- dice Él con voz pausada y tranquila mientras le da un largo trago a su café.
-¿Qué?-dice Ella sorprendida.

-Lo que oyes, es por cosas de trabajo-dice con su mismo tono tranquilo y despreocupado.
-¿Este que es el castigo por lo que te dice? ¿Una llamada de atención tal vez?-inquiere Ella.
-No es nada que tu mente retorcida pueda pensar, ¿Tú volviste? ¿No? Yo haré lo mismo.
-¿Cómo puedo estar tan segura de ello?
-Porque después de todo lo que hemos pasado deberías confiar en mi y saber que te quiero-dijo acercándose a Ella para darla un beso.

Ese sin duda, sería uno de los últimos besos que se dieran, pues Él tenía otra sorpresa, se iba al día siguiente, Praga allí te mandamos a nuestro hombrecillo.

1 comentario:

Lily dijo...

Precioso :):):)
Me ha conmovido.