lunes, 11 de julio de 2011

Aquellos días de Verano

Recuerdo nuestros días de verano con intensidad, no he borrado ninguno de los recuerdos, porque cada uno guarda nuestra pequeña historia y quiero mantenerla viva hasta el próximo verano. ¿Por qué tendríamos que enamorarnos viviendo tan lejos?
No responderé porque es una pregunta estúpida, nosotros no elegimos de quien nos enamoramos es el destino quien nos une a las personas y yo creo que quiso que nos cruzásemos este verano.
Quien diría que hace unos días estábamos juntos compartiendo toalla, helados, risas confidencias y besos, sobre todo besos.

Es irónico cuando pienso como nos conocimos, por casualidad, por eso estoy tan segura de que fue cosa del destino. La primera vez que nos vimos tu ibas en bicicleta y yo iba con los cascos puestos, no oí como me pitabas, iba tan abstraída que fue irremediable que nos chocáramos, todavía tengo alguna marca ya pequeña del raspón que me hice y que tu con suma delicadeza me curaste, recuerdo que fue una situación extraña cuando nos presentamos puesto que justo cuando me dijiste tu nombre, mi madre llamo a mi móvil y tuve que irme casi sin despedirme. Podría decir que fue amor a primera vista, porque me gustaste desde el primer momento en que me tendiste la mano para ayudarme a levantarme cuando me caí.

Pasaron unos días y andaba triste, pensé que no te volvería a ver y entonces fue como por casualidad cuando otra vez por la calle me tropecé esta vez fue cosa de mis estúpidos tacones, mira que no me suelo poner tacones tan altos pero ese día tenía una cena con la familia y decidí arreglarme a conciencia. Como por arte de magia antes de que llegase al suelo alguien me cogió y ese eras tu, aun recuerdo la escena entre risas.
-¿Otra vez tú? No puede ser que en tan poco tiempo te vayas a caer otra vez, ¿acaso tienes instinto suicida?-me dijiste riéndote.
Me puse colorada, parecía que el destino me quería jugar una mala pasada, estaba muerta de vergüenza y no sabía ni que decir.
-Vamos no pasa nada, no te pongas roja que además de ser una dama en apuros siempre estas preciosa.
Me volví a poner roja de nuevo, esto era un encantador suplicio.
-No me has dicho tu nombre aun, pero no importa vamos a tomar un helado y como pago por salvarte responderás a mis preguntas.
-Eso esta hecho-te conteste con una de mis mejores sonrisas.

Y así paso el verano, entre charlas, paseos, invitaciones a tomar helado y mil y un recuerdos. Como la vez que me dio una insolación en la playa y casi no te da algo del susto que te llevaste, pobrecito mío, recuerdo tu cara de preocupación y se me viene una sonrisa a la cara.
El verano que se presentaba aburrido con la familia se había convertido en mi mejor verano estando a tu lado, se paso volando.
El día de la despedida fue duro porque cada uno vive en la otra punta y va a ser difícil vernos durante el año, pero tengo por seguro una cosa de tu me esperaras tanto como yo te esperare a que llegue el verano. Porque de una cosa estoy segura y es de que te quiero, y de que o nuestro no es uno de esos comunes amores de verano, nuestro amor va a ser de muchos, muchos veranos.

3 comentarios:

MBree dijo...

Que bonito es el amor de verano (:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
NONIL

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE STAR WARS, CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Piroscutza dijo...

Me gusta mucho como escribes!

un beso


www.walkingonadreamtoday.blogspot.com