domingo, 5 de febrero de 2012

Coger una estrella como si de un sueño se tratara.


Y alzar los ojos, mirar al cielo, a lo alto, a la inmensidad del mundo y sentirte pequeña.
Alzar tu mano como si de ti dependiera coger una estrella, coger una estrella, sabes que es algo imposible, una estrella ahí esta en lo alto, inalcanzable, y es ahí donde debe estar. Y aquí es donde debes estar tu, en este inmenso mundo lleno de historias, algunas maravillosas y otras terribles que a la humanidad le gustaría poder olvidar.

Pero ahí estas tu, observando la inmensidad del mundo, la infinitud de las cosas, te preguntas por mil cosas que no tienen respuesta, quizá porque tu aún no tienes la respuesta acertada; y entiende que cuando hayes las respuestas será un pequeño logro, otro que conseguiste.

Coger una estrella es un sueño, pero ¿no es cierto que el hombre está lleno de sueños? sueños por cumplir, sueños inalcanzables, sueños rotos, sueños que están por venir, sueños que se cumplieron, sueños del presente, sueños del pasado y sueños futuros, pero sueños.

Alza tu mano, ¿no ves esa mano? esa que esta apunto de rozarte, esa de quien tienes al lado, porque por naturaleza los humanos tendemos a buscar alguien con quien compartir los momentos. Ella se encontró con el, en un mar de dudas, en una noche estrellada, con sendos caminos unidos, con una meta por cumplir, con un sueño inalcanzable, coger su estrella.

No hay comentarios: