viernes, 6 de abril de 2012

Tú, libre.

Es cierto que el mundo no se para. Somos nosotros los que elegimos subir al tren de la vida o por el contrario ir andando sin rumbo.
Es cierto que a veces es inevitable vagar sin rumbo, es más hay momentos en que llegas a necesitarlo pero llega un momento de volver a la realidad de ponerte en marcha y subirte al tren. Vivir con energía y fuerza sabiendo que hay un enorme mañana por delante.

Porque la vida es una continua montaña rusa con sus enormes subidas y con sus inevitables bajadas, la vida es difícil, pero por todo ello merece la pena luchar por ser feliz. Perseguir un sueño es muy importante, es buscar tu felicidad. Nadie te puede decir como vivir, eres tu mismo el que toma las decisiones, se cae y se levanta, el que consigue sus metas, el que vive encuentros y desencuentros. Eres tú el que ríe, llora, grita pero sobre todo el que quiere un mañana mejor, el que quiere sentirse realizado, lleno y pleno; pero sobre todo el que quiere sentirse con alas, libre para poder volar.

Porque eres tú y solo tú la dueña de tu vida, tú eres quien tiene las llaves de tu destino, tu eres como ese pájaro que vuela sin rumbo con mil y una cosas aun por descubrir, eres como esa pluma que se desliza libre...



Ultimamente estoy en modo metafórico, y me ha vuelto un poco la inspiración en lo que a reflexiones se refiere aunque no voy a volver a cargar el blog de entradas melancólicas o pastelosas. Proximamente tendré otro post de Moda y prepararé otro de la sección Nuestro Mundo para desempolvarla un poco. Que paséis un gran viernes (santo para muchos). Nos leemos, besitos! 

1 comentario:

DosBichos dijo...

Pero qué difícil.

P.