viernes, 2 de agosto de 2013

Cuando al destino le da por jugar

Hace ya bastante tiempo que ÉL se fue a Praga, "por trabajo", como dijo meses atrás. Pero cuando en una relación se pone distancia las cosas por muy bien que estuviesen terminan enfriándose. 
Al principio hablaban todas las noches por teléfono y varias veces por semana se conectaban a Skype, pero últimamente las conversaciones ya no eran lo mismo, la distancia estaba empezando a actuar. 

ELLA se sentía sola y cuando le ofrecieron la oportunidad de exponer sus cuadros en distintas galerías por varias ciudades del mundo  no se lo pensó dos veces y aceptó de buen grado. Con los preparativos de la exposición no tenía tiempo de nada y casi no hablaba con ÉL, además le omitió el hecho de que se marchaba, a pesar de que era una buena noticia.

La exposición comenzó en Londres y de ahí a Berlín, Milán, Roma, Barcelona, Miami, Nueva York, Moscú y como última parada antes de volver a casa, Praga. No se lo podía creer, parecía que el destino estuviese jugando, como siempre, con ELLA

Llegaron a Praga y fue increíble el ambiente que se respiraba en la ciudad, se enamoró en ese mismo instante y descubrió el porqué le gustaba a ÉL estar ahí. Dejó sus cosas en el hotel y decidió dar un paseo por la ciudad, hasta mañana por la tarde no se celebraba la última exposición, quería verle.
No recordaba por donde vivía ÉL pero quería darle una sorpresa, de lo que sí se acordaba era del museo en el que estaba trabajando, así que se dispuso a ir allí.

Cuando llegó y le vio sonrió, estaba como recordaba, tan guapo como siempre con una de sus camisas a cuadros remangada y sus gafas de ver. 

ÉL estaba tan ensimismado catalogando obras y revisando papeles que no se dio cuenta de su presencia, cosa que a ELLA le hizo gracia, siempre tan aplicado, siempre tan perfecto.


Fue cuando se sentó frente a ÉL cuando dejo lo que estaba haciendo y la miro fijamente, no daba crédito a lo que veía, pensaba que era una alucinación tras pasar toda la mañana y parte de la tarde en ese viejo sótano del museo.
-Sí, estoy aquí-dijo ELLA a modo de respuesta cogiéndole la mano.
-No es posible...pero...¿Cómo estás aquí?-le preguntó aún perplejo.
-Ya ves, que al destino le ha dado por jugar-le respondió ELLA sonriendo- anda, vamos a cenar y te lo explico todo.

Fueron a un restaurante del centro de lo más acogedor, a ella le encantaban los sitios con historia, no los sitios modernos que acostumbraba a frecuentar durante las exposiciones.
Le contó todo sobre la exposición y ÉL se enfadó por no haberse enterado antes, aunque sus enfados duraban bien poco y eso ELLA lo sabía muy bien.
También hablaron de la horrible distancia, que estaba haciendo estragos su relación.
-Hoy he decidido que voy a alquilar el apartamento y el estudio y voy a venirme contigo- dijo ELLA muy firme.

Era la segunda sorpresa que le daba en el mismo día y lo cierto es que si ELLA no hubiese tomado la iniciativa de decirlo hubiese sido ÉL, la había echado de menos demasiado tiempo. Estos meses fueron duros para ambos y aunque muchos de sus amigos no tenían problemas en tener relaciones a distancia a ellos no les iba.

Terminaron de cenar y decidieron dar una vuelta por la ciudad, sin duda parecía más bonita de noche.
-Te quiero, no sabes cuanto te he echado de menos- le dijo ÉL mirándola a los ojos.
-Claro que lo sé, por el simple echo de que yo también te quiero-dijo y termino besándole como hacia tiempo que no lo hacia, con ganas, con añoranza, con pasión pero sobre todo con amor.

Y es que cuando al destino le da por jugar nos hace vivir situaciones que no pensamos que ocurrirían y así estaban ellos, felices de nuevo, felices por esta nueva etapa que comenzaban, juntos de nuevo.

19 comentarios:

paulav dijo...

Yo soy muy muy poco romántica y no creo que del todo en el amor, menos si es a distancia...
pero es cierto que muchas veces el destino juega con nosotros y nos devuelve a lugares en los que deberiamos estar :)

Marta. dijo...

Qué fragmento más bonito cielo ♥ Y el hecho de que se desarrolle en Praga, ya termina de enamorarme, ais. El destino ha jugado bien sus cartas por una vez con ellos dos. Sigue así. Besos <3

LyS Hdez dijo...

me encanta!
besito

http://losaway.blogspot.com

Maria Embarba Gascon dijo...

Alaaaa, me he enamorado de la historia, un amor a distancia de esos que todos deberiamos tener al menos una vez en la vida! Un beso muy fuerte desde girlsjustwannahavefun14.blogspot.com

Rocio dijo...

Que bonita la historia!!!
Un besazo!!!

LULLABY dijo...

que bonita por favor! me ha encantado nonii! la verdad es que las relaciones a distancia nunca son buenas compañeras..
L

Jessica R dijo...

precioso texto, Noni!! bonita historia :)

http://californiamadness.blogspot.com.es/

CUP OF COUPLE dijo...

<3

JULS dijo...

hola!! mil gracias por el comentario :) un beso enorme!

Rocío Lafuente dijo...

Precioso!! Me ha encantado.

Un beso!!

ESTERPLACE dijo...

Es tuyo?? Me ha gustado mucho :)

F. dijo...

Me encanta, sobretodo por el final feliz ^^
http://lalocadelosbuhos.blogspot.com.es/ nueva entrada :) Te espero ^^

Mavi dijo...

lloro.... que bonito por favor!!! ahora espero que ÉL y ELLA disfruten y sean muy felices :) un besazoo

www.mavitrapos.com

NoNi dijo...

si jajaja :) Un besito!

Pilar_Oh My Blog! dijo...

Que bonito! Como me gustan los finales felices, y mas en historias de amores a distencia, que nunca suelen acabar bien ;)

Besos!

Natalia dijo...

escribes genial!!! =)

Nuria ArMo dijo...

Pero que bien escribes que maravilla leer,!! Una historia preciosa!!

un besito desde http://contaconesenlaciudad.blogspot.com.es/

Elsa Gervasi dijo...

¡Hola preciosa! De verdad, se me han puesto los pelos de punta. Al principio pensé que la relación se iba a romper, jamás podría haber imaginado que la historia acabara así, pero bueno, parece ser que los finales felices sí que existen. Me ha encantado cómo escribles. Mil gracias por pasarte por mi blog. Un besazo enorme :)

Tere Ávila dijo...

qué bonito! aunque dicen que la distancia es el olvido, a veces une!

besitos